Volver

imprimir     

 2004/JUL/28 - El País

CONSULTAS | DIARIAMENTE HAY DECENAS DE CONSULTAS DE PERSONAS INTERESADAS EN EL TRATAMIENTO
Centro para adictos a pasta base se inaugura en agosto

El ministro del Interior, el presidente de la Junta de Drogas y jerarcas de Salud Pública recorrieron el recinto. 

"Hay un momento en que la mayoría de los consumidores dicen: ‘Quiero parar. No quiero consumir más’. Muy posiblemente horas después ya no pida esa ayuda e incluso esté pensando en consumir. Nosotros queremos estar en ese momento que puede ser crucial para cambiar el destino de un consumidor", expresó ayer el doctor Horacio Porciúncula, director del Programa de Hospitales de Crónicos y Especializados, con motivo de una recorrida que autoridades efectuaron por lo que será el Centro de Rehabilitación para Usuarios de Drogas, que funcionará en el ex Hospital Musto. 

Aunque todavía no hay una fecha exacta para su apertura, la idea es inaugurar dicho centro en la segunda quincena del mes de agosto. 

El espacio acondicionado para el tratamiento, sobre todo de adictos a la pasta base, ocupa tres pisos del ala izquierda de lo que es el Centro Nacional de Rehabilitación (CNR), un centro de reclusión para delincuentes primarios emplazado en la avenida Garzón y Carlos A. López. 

El proyecto comenzó casi espontáneamente en una conversación informal entre autoridades de Iname, Ministerio de Salud Pública, Junta Nacional de Drogas y Ministerio del Interior. Todos coincidieron en que algo había que hacer para reducir los daños que la incursión en Uruguay de la pasta base, hace poco más de un año, está causando en la población, sobre todo en los jóvenes. 

Allí el nuevo centro albergará a cerca de 30 adictos, fundamentalmente de sexo masculino de entre 16 y 30 años. 

"Esto no será un centro de reclusión, por eso está separado de la parte edilicia que sí lo es. No se trata en absoluto de estigmatizar la problemática de la droga. Se trata de dar una respuesta", subrayó Leonardo Costa, presidente de la Junta Nacional de Droga. La estadía dependerá de cada caso. Podrá ir de 24 horas a 30 días, según la gravedad del caso tratado. 

INSTALACIONES. La parte del edificio dedicada a la rehabilitación de adictos no dista mucho de lo que es todo el CNR. 

Instalaciones a estrenar que recuerdan a un moderno hotel, cuartos individuales con baños, de cinco camas todos con amplios ventanales que dan al parque de eucaliptus muy bien cuidado. 

Un gris perla comparte paredes con el blanco que llega a los techos y predomina a lo largo del pasillo que une pequeñas cocinas con heladeras y microondas, salas de lectura y escritorios tipo clínicas. 
Todo reluce, desde los tomacorrientes hasta los colchones a estrenar que esperan a los nuevos pacientes que llegaran desafiando una adicción de las más difíciles de tratar hoy en día. 

Desde que se conoció el proyecto las autoridades del CNR no dejaron de recibir llamadas y gente que se presentaba, a veces padres con sus hijos, a veces los consumidores que llegaban por sus propios medios o acompañados de algún amigo, queriendo ser tratados. 

A todos ellos había que explicarles que aún no estaba funcionando el centro, pero el aluvión dejó muy en claro la necesidad imperiosa que requería su aplicación. 

"No todos los adictos pasarán por este centro, no todos los adictos se van a recuperar. Esto lo queremos decir con claridad porque evidentemente nos van a juzgar por los resultados. No hay respuestas totales, eso es así en cualquier parte de mundo", aseguró Porciúncula. 

EL TRATAMIENTO. El severo control sobre los denominados precursores químicos utilizado para la conversión de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína en Bolivia, hizo que los productores comenzaran a liberar la coca en su primera etapa de procesamiento. En ese estado llega lo que se conoce como "pasta base de cocaína", una sustancia altamente tóxica y adictiva. El impacto de esta droga se viene haciendo sentir en Argentina, donde ya se consume el derivado aun más tóxico conocido por "paco". 

"La pasta base altera profundamente el orden familiar. Dentro de este horizonte nosotros buscamos un respuesta alternativa de solución. En este sentido el proyecto es adaptado a nuestra realidad. Buena parte está dedicada a la desintoxicación. En el ejemplo de la pasta base el consumo va en aumento junto con la angustia y las lesiones orgánicas", explicó Porciúncula. 

Las lesiones a las que se refiere el especialista son generalmente a nivel pulmonar, cerebral y vascular. 

"Primero buscamos el desaceleramiento del consumo y la recuperación del autocontrol de quien consume. Luego viene un proceso de motivación para que el adicto esté preparado para enfrentar la sociedad donde volverá a tener oportunidades y tentaciones para volver a consumir", explicó Porciúncula. 

En treinta días a más tardar quedará inaugurado el centro que viene a dar un respuesta integral que faltaba en otros centros, como el Hospital Maciel y Vilardebó, que por el momento se hacen cargo del problema como pueden.


Llamadas desesperadas

"Hace dos días recibí una llamada y mi secretaria me dijo ‘atienda a esta mujer que está desesperada’. Cuando hablé con ella me dijo que tenía a su hijo encerrado y que si no la ayudábamos lo iba a matar", contó Porciúncula. 

"Es un tipo de llamadas y situaciones que recibimos a diario, desgraciadamente. Los familiares optan por encerrar y hasta atar a los consumidores de pasta base", indicó el especialista. Porciúncula contó que en su experiencia hasta la irrupción de esta droga nunca había visto este tipo de casos a diario como le ocurre ahora. 

"Esta droga hace perder todo tipo de valores. En este sentido nosotros constatamos un aumento preocupante en la violencia de algunos delitos, donde muchas veces comprobamos que los delincuentes habían actuado bajo los efectos de esta droga", dijo por su parte el subsecretario del Ministerio del Interior, Alejo Fernández Chávez.

     Volver
 

www.infodrogas.gub.uy