ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Noticias

AddThis Social Bookmark Button
PDFImprimirE-mail
03/06/13 Mesa Redonda

Mesa Redonda. Mujeres y drogas en las Américas: Un diagnóstico en construcción

La Secretaría de Genero de la SND participó el 3 de junio de 2013, en la Mesa Redonda: Mujeres y drogas en las Américas: Un diagnóstico en construcción, en el marco del XLIII Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, que se llevó  a cabo en el Centro de Formación de la Cooperación Española, en Antigua, Guatemala.

En base a la limitada información disponible y a la consideración de los resultados cualitativos de algunos estudios de caso, esta mesa redonda busca iniciar el análisis del fenómeno de la participación de las mujeres en la industria de la droga.

Este debate contó con la participación de representantes y académicos de entidades gubernamentales, internacionales y de la sociedad civil en un intercambio multidisciplinario sobre la naturaleza y el alcance de la participación de las mujeres en el cultivo, producción, distribución y uso de las drogas en las Américas.

La inauguración estuvo a cargo del Secretario General de la OEA, don José Miguel Insulza y la conferencia magistral fue desarrollada por la Vicepresidenta Constitucional de la República de Guatemala, Sra. Roxana Baldetti.

La Presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres,  Maureen Clarke Clarke (Ministra de la Condición de la Mujer de Costa Rica) realizó la presentación del estudio de esta Comisión: Mujeres y drogas en las Américas: Un diagnóstico en construcción.

Por último, se constituyó la Mesa Redonda denominada: “Mujeres, drogas y derechos humanos en las Américas: Un debate interdisciplinario”, para luego abrir el debate sobre la misma.

Temas desarrollados y discutidos

La cobertura mediática y los pocos datos disponibles sugieren que en los últimos años, la participación de las mujeres en la industria internacional de la droga se ha incrementado de manera significativa. Sin embargo, mientras dicha participación es visible en las noticias, está casi ausente en la investigación y otras actividades de entidades gubernamentales e intergubernamentales en el continente americano.

En general, sean hombres o mujeres, sabemos muy poco de las personas que participan en la industria de la droga. Como en otras áreas, entendemos aún menos la participación de las mujeres y tendemos a interpretarla a través de suposiciones y estereotipos que, por un lado, complican la comprensión adecuada de los factores sociales, económicos y culturales que determinan esta participación y, por otro lado, producen efectos negativos para las mujeres en términos de asignarles roles estigmatizados.

La investigación preliminar realizada por la Comisión Interamericana de Mujeres de la OEA revela que en muchos países, la mayoría de las mujeres privadas de libertad están cumpliendo sentencias relacionadas con la industria de la droga: Argentina: 68.2%2, Colombia: 44% en 20093, Costa Rica: 70%4, República Dominicana: 359 mujeres (2004–2006) por tráfico de drogas5, Ecuador: 80% en El Inca (el cárcel de mujeres más grande del país)6, México: 48 % (comparado con 15% de hombres)7 y Perú: 66.38% (2006)8

Un informe elaborado por el Instituto Transnacional y la Oficina de Washington para América Latina (WOLA) perfila a las mujeres participantes en la industria de la droga como jóvenes, de bajos ingresos, analfabetas o con poca escolaridad, madres solteras y las principales responsables del bienestar de sus hijos. En la mayoría de casos, las mujeres no tienen un rol prominente en las redes de tráfico de drogas sino que se concentran en los eslabones más bajas y de mayor inseguridad.

La violencia ejercida contra las mujeres como resultado de la comercialización de sustancias ilícitas tiene múltiples manifestaciones, desde la coerción ejercida por sus parejas o familiares en cuanto al tráfico de drogas hasta la violencia ejercida por agentes del Estado en procesos de detención e investigación.

La incorporación de criterios diferenciadores en el análisis de la situación de mujeres y hombres en la industria de la droga es el punto de partida para fortalecer la respuesta institucional y las políticas públicas que buscan prevenir y abordar esta problemática social. De particular importancia es entender por qué y cómo, desde una perspectiva de derechos y de desarrollo humano, las mujeres se involucran en el mundo de las drogas y cuáles intervenciones – tanto de desarrollo como de tratamiento – son necesarias para asegurar que cuentan con alternativas factibles y seguras.

1 Anitua, G, y V. Picco. “Género, drogas y sistema penal: Estrategias de defensa en casos de mujeres “mulas.”” En Violencia de Género: Estrategias de litigio para la defensa de los derechos de las mujeres. Buenos Aires: Defensoría General de la Nación (Ministerio Público de la Defensa), 2012, p.219.
2 Anitua, and Picco, op. cit., p.221
3 TNI and WOLA. Systems Overload: Drug Laws and Prisons in Latin America. Amsterdam: Transnational Institute and the Washington Office on Latin America, 2011. Available at: http://www.druglawreform.info/images/stories/documents/Systems_Overload/TNI-Systems_Overload-def.pdf
4 DiarioWeb, March 5th 2012, “5,000 Reos quedarían en libertad ante despenalización de drogas en Costa Rica” http://www.diariowebcentroamerica.com/region/5-000-reos-quedarian-en-libertad-ante-despenalizacion-de-drogas-en-costa-rica/ (accessed on 04/03/2013)
5 Analítica.com, March 19th 2006, “Las mujeres “mulas”son madres solteras” http://www.analitica.com/mujeranalitica/noticias/5216598.asp (accessed on 04/03/2013)
6 TNI and WOLA, op.cit.
7 TNI and WOLA, op.cit.
8 TNI and WOLA, op.cit.