ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Noticias

AddThis Social Bookmark Button
PDFImprimirE-mail
12/12/13 PIT-CNT y UDELAR con apoyo de la JND

Programa de salud laboral presenta resultados de rehabilitación entre 56% y 72% de los trabajadores atendidos

Los indicadores del programa de prevención de consumo de alcohol y otras drogas en el ámbito laboral del PIT-CNT muestran un índice de rehabilitación de entre 56 y 72% de los trabajadores que están en programas que llevan más de dos años de desarrollo. Se realiza en convenio con la Universidad de la República y cuenta con apoyo de la Junta Nacional de Drogas. El balance es positivo a juicio de su responsable Cecilia Miller, quien recordó que 170 mil trabajadores y sus familias están cubiertos por convenios colectivos.

El programa de prevención de consumo de alcohol y otras drogas en el ámbito laboral es una iniciativa del movimiento sindical y la Fundación Luna Nueva que tuvo su origen en el año 2007. Cuenta con el apoyo de la Junta Nacional de Drogas y tiene como actor técnico garante a la Universidad de la República.

Los responsables de este programa trabajan coordinadamente con el Departamento de Prevención (Area Reducción de la Demanda) de la Secretaría Nacional de Drogas. Desde allí se monitorea  el cumplimiento y seguimiento de lo acordado y la implementación de las políticas públicas en la materia.

Precisamente, en los lineamientos estratégicos de la JND para el periodo 2011-2015, quedó establecido, entre otras pautas, la necesidad de impulsar programas de prevención y asistencia en el ámbito laboral para promover la educación en salud, así como orientados a contener y apoyar el abordaje de situaciones de uso problemático de drogas. Programas que incluyan a todos los actores: empresarios, trabajadores y entidades del estado competentes.

El programa del PIT-CNT tiene por objetivo promover la salud y calidad de vida de los trabajadores por medio de la prevención integral del consumo de alcohol y otras drogas; fomentar la colaboración y responsabilidad de todo el colectivo laboral de las empresas e instituciones en el cumplimiento de las actuaciones preventivas; proporcionar información y apoyo al tratamiento a los trabajadores con problemas así como a sus familiares y mejorar la productividad, calidad del trabajo y relaciones laborales.

“Creo que fue muy atinado hacer una propuesta de estas características porque nuestra legislación laboral es altamente punitiva para este tema, que si no había un marco de garantías no se podía abordar. Se ocultaba para no generar consecuencias no deseadas”, reflexionó Miller.

En ese sentido, la dirigente sindical hizo un  balance positivo desde el punto de vista cualitativo, ya que se logró sacar esta problemática de los reglamentos de disciplina y ubicarla  como una temática de salud laboral que se aborda desde las bipartitas de seguridad y salud en el trabajo.

Según Miller, los indicadores del programa muestran que en los programas con más de dos años de ejecución la rehabilitación ronda entre un 56% y un 72%  de los egresos. Por otra parte, unos 170 mil trabajadores y sus familias están cubiertos por convenios colectivos a nivel público y privado y 200 nuevos trabajadores cada año se asisten en la Unidad de Asesoramiento Integral de Drogas y Trabajo convenida por el PIT-CNT con la UDELAR.

El programa promueve la concreción de convenios que establecen como se debe abordar el tema dentro de la empresa y en la bipartita, privilegiando una oportunidad terapéutica por sobre la sanción.

“Muchas veces se da que un trabajador en una empresa equis que no tiene este amparo puede ser despedido. En ese caso los sindicatos han recurrido al programa y hemos tenido diferentes situaciones”, comentó Miller.

En este contexto, puso dos ejemplos concretos. El de un trabajador que habiendo sido despedido automáticamente se lo reingresa por acogerse al protocolo, transita su rehabilitación y hoy está trabajando.

Y el de otro trabajador que fue despedido por un accidente de tránsito en un vehículo de la empresa estando alcoholizado que, con la intervención del sindicato, se logró que trayendo un certificado de que había cumplido con las pautas de  rehabilitación se lo retomara. Esa persona transitó todo un año por rehabilitación acompañado por los compañeros del sindicato en la Unidad de Asesoramiento Integral en Drogas y Trabajo, y efectivamente la empresa lo retomó.

“Son casos concretos que ejemplifican casos donde hay un convenio así como de qué forma  intervenimos aunque no lo haya, los instrumentos  que proporciona el programa igualmente son utilizables”, acotó.

No obstante, reconoció que hay situaciones en las cuales el trabajador, aún pasando por  una rehabilitación, tiene una situación de deterioro general de su salud que no le permite reincorporarse al trabajo. “ En esos casos se tramita una jubilación y en algunos casos ha habido institucionalizaciones en casas de salud porque las personas no están en condiciones de vivir solas por el daño que ha hecho la patología”, advirtió.                             

“Por eso hacemos desde  la Unidad de Asesoramiento Integral  una evaluación con respecto a la dependencia, el entorno familiar y la situación laboral. Lo que se hace es orientar hacia un tratamiento que contemple su situación laboral, con el objetivo final de preservar la salud  el puesto de trabajo”, subrayó.

La técnica sostuvo que la incidencia del consumo de alcohol y otras drogas en trabajadores supera en un par de puntos, la media de la población general, lo que atribuyó a las exigencias de algunas condiciones de trabajo están modulando el consumo.

“Los estudios internacionales muestran que es un poquito mayor el consumo en la población trabajadora, a causa del estrés u otros factores que altera el biorritmo de las personas”, advirtió.

En suma, según los datos técnicos, se estima que un 10% de la población trabajadora tiene problemas de consumo de alcohol y otras drogas.

En este contexto, en noviembre pasado se inauguró un Centro de Escucha en la sede central del PIT-CNT que fue muy bien recibido por los trabajadores. “Yo creo que es una necesidad. Lo que hace es ordenar la demanda que surge del movimiento sindical generando un espacio dentro del propio local de la central donde recibir,  ya sea a los sindicatos que quieren ver como incluir en su negociación colectiva este tema o  a trabajadores y familiares que están ante una situación de  consumo y necesitan orientación”, concluyó la dirigente sindical.

Noticias Relacionadas

Montevideo Rock y Montevideo Tropical serán “eventos cuidados”

El Área de Prevención de la Junta Nacional de Drogas aplicará el protocolo de Evento Cuidado en ambos eventos, para los que se estima una participación cercana a las 20 mil personas por día. Se trata de eventos que integran los denominados Festivales por la Convivencia y se llevarán a cabo los días 1, 2 y 3 de diciembre en la Rural de Prado.

 
Grupo multisectorial sobre uso de bebidas alcohólicas condenó torneo basado en ingesta de alcohol

Luego de reunirse con el Presidente de la República, Tabaré Vázquez, el grupo multisectorial sobre el uso de bebidas alcohólicas que lidera el propio mandatario, emitió un comunicado sobre la convocatoria a un torneo basado en ingesta de alcohol en niveles y cantidades que consideró absolutamente desproporcionados, capaces de ocasionar daños irreversibles y potencialmente letales para la salud.

 
Plan de Fortalecimiento de Capacidades en tema Drogas visitó 125 centros educativos y capacitó a 3.000 personas

Con la presencia del Prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, el Consultor para OPS/OMS, Daniel Fernández Galeano, la Consejera del CODICEN, Laura Motta y el Secretario General de la Junta Nacional de Drogas, Diego Olivera, culminó la edición 2017 del Plan de Fortalecimiento de Capacidades en el tema Drogas para Comunidades Educativas.