ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Noticias

AddThis Social Bookmark Button
PDFImprimirE-mail
31/07/14 Tratamiento y rehabilitación

Chanaes: Usuarios con patología dual pueden armar un proyecto de vida saludable

La metodología educativo terapéutica sigue siendo la herramienta fundamental en función de la reeducación de hábitos saludables de la población con uso problemático de drogas y trastornos psiquiátricos asociados. El reeducar hábitos saludables para el cuidado de sí mismo y su inserción social y familiar es prioritario, según los técnicos de Chanaes, referente a nivel nacional en la materia, que en agosto cumple un año de vida.

Coincidiendo con el primer aniversario de Chanaes, Mauricio egresará del centro e iniciará un proyecto propio de vida saludable. Tiene 22 años, terminó el liceo, sabe inglés y computación. A los 17 comenzó a consumir.

Reconoce que “le puede pasar a cualquiera” y por eso quiso transmitir un mensaje de aliento a los “gurises” que están en la calle de que se puede salir. Para los técnicos de Chanaes, el reconocimiento de que existe el problema de consumo problemático y la motivación a resolverlo es el primer paso para el éxito de cualquier tratamiento.

Dice que el camino hacia la recuperación ha sido largo. “Esta vez lo quiero hacer bien; el camino fue largo, con idas y vueltas, altos y bajos, pero siempre con el mismo objetivo de poder salir de esto, de tener un trabajo que te mata los pensamientos negativos”.

En el centro Chanaes, se sintió fuertemente motivado hacia la carpintería, oficio al que se dedica en los ratos libres luego de salir a trabajar desde el centro en una pasantía de un año que consiguió gracias a los programas de inserción social de la Junta Nacional de Drogas.

Ese contrato de un año de trabajo le permitió armar un proyecto de vida propio, pensar en alquilar, seguir con su terapia en el centro pero desde fuera y empezar de nuevo.

Chanaes atiende a adolescentes consumidores de drogas con patología dual, con trastornos psiquiátrico asociados. Abrió sus puertas en agosto del año pasado y recibió al primer usuario el 9 de setiembre.

Se trata de una iniciativa impulsada desde el Estado por la Red Nacional de Atención y Tratamiento en Drogas (RENADRO), un trabajo interinstitucional que involucra a varios organismos públicos y ha ayudado a consolidar un sistema de atención con prestaciones comunitarias, ambulatorias y residenciales para atender la demanda de usuarios consumidores de drogas con diferentes problemáticas.

El fideicomiso de la RENADRO  integrado por la Junta Nacional de Drogas, los ministerios de Salud Pública y Desarrollo Social, ASSE y el Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU) es el que sustenta el funcionamiento del centro en el que el Estado invierte cerca de un millón de pesos mensuales.

En este contexto, se puso en marcha hace poco menos de un año esta residencia de mediana y larga estadía de hasta nueve meses de internación, referente a nivel nacional, que tiene capacidad para atender en forma simultánea a un máximo de 18 varones de entre 16 a 27 años. La gestión está a cargo de la Fundación Dianova.

El director técnico del residencial, el psiquiatra Maximiliano Gutiérrez, y su coordinador, el psicólogo Alfonso Arocena, reafirmaron la validez de esta opción terapéutica a través de la cual ya se han atendido más de 30 jóvenes.

“Vamos trabajando y cambiando sobre la marcha, sobre ensayo y error, porque sobre patología dual se sabe muy poco”, enfatizaron ambos profesionales.

“Por eso, la parte de enfermería tiene que ser más fuerte que en otros centros. Acá la medicación es importantísima; es un componente importante para la estabilización de los síntomas psiquiátricos para poder trabajar sobre los consumos problemáticos de drogas”, explicó Alfonso Arocena.

Además del director técnico del centro, Gutiérrez es el psiquiatra a tiempo completo. “Tenemos un enfoque  que pasa con estar en la cotidianeidad que en otros centros no pasa y es fundamental; salir con ellos de paseo; conocer a la familia y eso cambia radicalmente para el seguimiento clínico de la medicación”, enfatizó.

“Queremos que el usuario salga de acá con su patología estabilizada, va a tener que seguir controlando esa patología de base con un psiquiatra afuera, deberá tener un programa diurno o ambulatorio,  pero queremos que de acá salga inserto en la sociedad educativa o laboralmente”, reafirmaron.

Para los técnicos, la inserción laboral durante y después del tratamiento es la base de la recuperación. “La pata fuerte la estamos poniendo en lo laboral que es donde ellos se desempeñan mejor es la principal demanda que traen”, puntualizaron.

Insistieron en resaltar que se trata de jóvenes que, tanto por su trastorno psiquiátrico como por el uso problemático de drogas, han deteriorado todas sus redes sociales al máximo al tiempo que la sociedad también los margina.

Pero aseguran, no todo está perdido. “En estos meses de trabajo puedo concluir que la metodología educativo terapéutica sigue siendo para mí la herramienta fundamental en función de la reeducación de hábitos saludables en esta población; el reeducar hábitos saludables tanto para el cuidado de sí mismo como para la inserción social que tratamos que sea desde lo laboral y lo familiar”.

Destacaron la importancia de los talleres que los prepara para una futura salida laboral a lo que se suma las clases de la maestra que busca mejorar su comprensión lectora y la escritura, dentro de un proyecto terapéutico individualizado.

“Hoy tenemos cuatro usuarios afuera que la están luchando. No es un proceso que termina en Chanaes. Empezó mucho antes  y que va a terminar mucho después. Chanes es un eslabón de esa cadena, pero sí se posible un proyecto de vida saludable”, aseguró.

Proyectos de inserción

La propuesta terapéutica de Chanaes incluye proyectos de inserción coordinados desde el Departamento de Inserción Social de la Junta Nacional de Drogas.

Actualmente, a través de este departamento, se ha logrado insertar laboralmente a cuatro egresados. Un proyecto de inserción a corto plazo prevé la intervención del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (INEFOP) con recursos humanos y materiales en Chanaes para dictar talleres de sanitaria y electricidad .

En este caso se piensa construir un galpón para continuar la producción de conejos y posibilitar que los que egresan y se quedan en la zona puedan continuar con esa producción desde afuera.

Noticias Relacionadas

Tercera jornada de reflexión sobre consumo problemático de bebidas alcohólicas

La Junta Nacional de Drogas (JND) y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) realizaron la tercera Jornada de Reflexión para el Uso Problemático de Bebidas Alcohólicas. Se trata de una instancia de reflexión sobre el cuidado de uno mismo y sobre la prevención en el consumo de alcohol en adolescentes y jóvenes así como la prevención del consumo problemático de esa sustancia en la población adulta.

 
Dispositivo Chanaes presentó estudio sobre sistematización y evaluación de sus procesos terapéuticos

En el Centro Cultural de San José, técnicos del dispositivo presentaron el trabajo denominado “Sistematización y evaluación de procesos terapéuticos del Centro de Tratamiento de Patología Dual Chanaes”. El estudio tiene como objeto evaluar la gestión  de este centro ubicado en el kilómetro 46.200 de la Ruta 11, departamento de  San José, para medir su eficacia y eficiencia, y ratificar o rectificar las acciones y procesos.

 
Espacio de intercambio entre Área de Prevención y operadores

El viernes 12 de mayo se desarrolló un espacio de intercambio entre el equipo del Área de Prevención de la Junta Nacional de Drogas y operadores de los dispositivos Ciudadela. En la jornada se abordaron líneas de prevención en el ámbito educativo, familiar, comunitario y  también en la denominada línea de trabajo “Eventos Cuidados”.