ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Noticias

AddThis Social Bookmark Button
PDFImprimirE-mail
03/11/14 Seminario de Control de la Oferta

Presencia masculina fuerte y contexto vulnerable marcan involucramiento de mujeres en delitos vinculados al narcotráfico

La participación de las mujeres en el delito de narcotráfico está asociada fundamentalmente a una presencia masculina fuerte en su entorno y al contexto de vulnerabilidad. Esa es una de las reflexiones que se escuchó durante el seminario sobre “las políticas de drogas: rol de la mujer frente a los nuevos desafíos” que organizó este lunes el Área Regulación y Control de la Oferta de la Junta Nacional de Drogas.

El evento se llevó a cabo en el Edificio Artigas y reunió a expertos del área pública y privada en la materia. Desde Argentina viajó para participar del seminario, la doctora Adriana Rossi al tiempo que en la apertura participaron el secretario general de la JND, Julio Calzada; el subsecretario del ministerio de Desarrollo Social, Lauro Meléndez; y la directora de INMUJERES del Mides, Beatriz Ramírez.

Durante la jornada de trabajo, el coordinador del Área Regulación y Control de la Oferta de la JND, Fernando Olivera, destacó que en este periodo se ha hecho especial hincapié en fortalecer el accionar de los organismos de control y represión del tráfico ilícito de drogas.

Sobre la temática específica de la participación de la mujer en delitos de narcotráfico, abordada en el seminario, Olivera advirtió que la mujer históricamente ha tenido un papel que ha cambiado en su relación con el delito de narcotráfico.” Particularmente en el delito de microtráfico, que es una empresa familiar, la mujer tiene un papel preponderante en la medida que hoy el hombre se hace cargo del negocio y de alguna manera la mujer empieza a tener protagonismo”.  Un fenómeno que, a juicio de varios de los técnicos que participaron en el evento, está asociado a la pobreza, una condicionante que empuja a tomar la decisión en las mujeres de involucrarse en actividades ilícitas y a “abrazar la causa” en la que están implicados generalmente sus familiares.

En este sentido, advirtió que si bien existen casos de mujeres jefas de hogar con muchos hijos que se hacen cargo del microtráfico, en general su participación está asociada a una presencia masculina fuerte.

El coordinador ejecutivo de la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas (DGRTID) del ministerio del Interior, Julio Sena, coincidió con Olivera en este punto y agregó que los resultados operativos para controlar la oferta, han dado buenos resultados en los últimos años.

En este marco, subrayó que el número de incautaciones aumentó significativamente en los últimos años. En 2013 se batió el récord de incautación de marihuana pasando las dos toneladas, más 1500 kilos de cocaína. Este año, se llevan incautadas casi una tonelada y media de marihuana y media tonelada de cocaína.

Sena atribuyó en parte este aumento de los procedimientos exitosos al trabajo mancomunado que se realiza con las 18 brigadas antidrogas del interior del país.

Detalló los distintos delitos de narcotráfico cometidos por mujeres en distintos ámbitos o escala en Uruguay. “En primer lugar están las personas procesadas por microtráfico porque atienden o regentean bocas de pasta base o marihuana; también hay un número alto de mujeres procesadas por intentar ingresar drogas a las cárceles; las personas que sacan drogas a través de vuelos internacionales hacia Europa en pequeñas cantidades”.

A su entender, es muy difícil que la mujer se involucre directamente en la organización internacional. “Generalmente hay una figura masculina que la manipula o le da órdenes,  o también lo hace por necesidad porque su esposo o hijos están presos por narcotráfico”, reflexionó el jerarca ministerial.

Durante su disertación, Julio Sena enumeró una serie de fenómenos que marcan una tendencia en toda la región en materia de delitos de narcotráfico: aumento de tráfico aéreo debido a permeabilidad de controles; presencia de cárteles mexicanos en el control de la cadena de abastecimiento de drogas desde América del Sur a Estados Unidos, Europa y África ( fenómeno que todavía no se ha detectado en Uruguay); tránsito de ciudadanos de Europa del Este para sacar drogas; incremento de participación de organizaciones internacionales de narcotráfico que ven a América Latina como un lugar fértil para este tipo de actividades ilícitas; mayor cultivo de cannabis modificado genéticamente que aumenta su potencia; mayor violencia y aumento de sicariato y ajustes de cuentas.

Género y vulnerabilidad

La coordinadora de la Secretaría de Género de la JND, Gabriela Olivera, advirtió sobre el contexto de vulnerabilidad presente en la gran mayoría de las mujeres privadas de libertad por delitos vinculados a microtráfico de drogas.

Baja escolarización; familiaridad con el delito y con los centros de reclusión; historias de vida mediados por el abuso (físico, psíquico, sexual) y personas que transportan drogas “mulas”, son características de estas mujeres.

En ese contexto, Gabriela Olivera, sostuvo que el delito de drogas representa una doble solución para estas personas ya que les permite permanecer en la casa y obtener dinero además de advertir el papel de los hombres (padres, hermanos y pareja) en la inducción al delito. Por ello, para la técnica es necesario intervenir desde el sistema educativo para cambiar la actitud y la mentalidad de las mujeres vulnerables desde niñas con respecto a su situación frente a los hombres.

La mayoría de las mujeres uruguayas que están privadas de libertad, lo están por delitos primarios no violentos; sufren abandono familiar y de pareja; son estigmatizadas y tienen alta medicalización. Estos datos se profundizan en mujeres consumidoras de pasta base.

Escuchar declaraciones de Fernando Olivera (MP3)

Escuchar declaraciones de Julio Sena (MP3)


Noticias Relacionadas

Serie de cortometrajes y nueva plataforma digital documenta el impacto devastador de las leyes de drogas sobre las mujeres y sus familias

EQUIS Justicia para las Mujeres y la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA por sus siglas en inglés), en colaboración con Scopio, han lanzado una serie de cortometrajes sobre mujeres encarceladas por delitos de drogas, los cuales documentan el costo humano de las políticas actuales y las condiciones específicas que hacen que estas leyes recaigan más severamente sobre las mujeres y sus familias.

 
Representantes de instituciones estatales se capacitan en la temática de lavado de activos y narcotráfico

Durante cuatro días se desarrolló el Curso  “Lavado de Activos y Narcotráfico – Desafíos Institucionales” organizado por la Junta Nacional de Drogas (JND) y la Dirección Nacional de Aduanas (DNA). Las jornadas estuvieron centradas en explicitar la importancia de la contribución de los organismos estatales competentes en lavado de activos, financiamiento del terrorismo y narcotráfico para prevenir y combatir estos delitos.

 
Día Internacional de la Mujer – una reflexión en equipo desde la Junta Nacional de Drogas

En este Día Internacional de las Mujeres, la Junta Nacional de Drogas se sumó a la reflexión y movilización, a través de un encuentro colectivo de todas sus áreas y equipos de trabajo. A partir de la convocatoria a una reunión colectiva se promovió un espacio de reflexión y para conocer con mayor profundidad algunos datos sobre las denominadas "brechas de género" en nuestro país.