ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Noticias

AddThis Social Bookmark Button
PDFImprimirE-mail
06/02/15 Investigación y uso terapéutico

Calzada: Reglamentación de producción de marihuana medicinal es una propuesta sanitaria

El secretario general de la Junta Nacional de Drogas sostuvo que la habilitación para producir marihuana medicinal en el país, aprobada por el Decreto Reglamentario del 4 de febrero pasado, es una propuesta sanitaria con perspectiva de derechos humanos y habilitará la investigación científica en el tema para elaborar medicamentos bajo el régimen de sustancia controlada.

Julio Calzada, sostuvo que la  reglamentación que habilita la producción de marihuana medicinal, firmada esta semana en Consejo de Ministros, no promueve el uso de la marihuana sino que reglamenta su producción y deja abierta la posibilidad de su uso terapéutico demostrado.

“Es una propuesta sanitaria, de salud pública en general, en todos los órdenes, desde la mirada de salud pública con una perspectiva de derechos humanos, para asegurarle a todos los ciudadanos que si los derivados de esta planta producen un alivio a su situación, podrán estar disponibles para todos y esa es la perspectiva de derechos humanos”, puntualizó Calzada.

El jerarca destacó que la aprobación de este decreto es la culminación de un proceso que se inició en diciembre de 2013 cuando se aprobó la Ley N°19172 que regula estrictamente el mercado del cannabis.

Repasando dicho proceso, recordó que en primera instancia se estableció la reglamentación del uso no médico de la marihuana, posteriormente en noviembre de 2014 se firmó la reglamentación del uso del cáñamo para fines industriales y demás, y finalmente con el decreto reglamentario del 4 de febrero, el cannabis para uso terapéutico y la investigación científica.

“Esta reglamentación era más compleja a pesar de que el articulado es mucho menor que el del uso no médico, entre otras cosas, porque refiere a esa ley en muchos aspectos, pero es mucho más complejo porque acá son privados (institutos de investigación, facultades, universidades, empresas farmacéuticas)  los que tienen que presentar un proyecto de producción y elaboración de un producto farmacéutico o una variedad vegetal para determinado tipo de uso”, aclaró Calzada.

La marihuana medicinal es utilizada frecuentemente para cuidados paliativos y para calmar el dolor en determinadas patologías como fibromialgia, esclerosis múltiple y epilepsia y en procesos de estrés postraumático.

“Lo que sucede hoy es que muchas personas usan la marihuana con estos fines comprándola en el mercado ilícito;  su uso no está protocolizado, no hay estándares de calidad, no hay un seguimiento sistemático del tipo de producción”, recalcó el jerarca.

En este marco, insistió en que el decreto organiza y da pautas, ya que las entidades interesadas en producir marihuana medicinal deberán presentarse ante el ministerio de Salud Pública (MSP) para su habilitación y en caso de que el ministerio la autorice entra en juego el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA)  el que controlará y regulará la producción de todos los tipos de cannabis que se produzcan en el país, a veces en acuerdo con el ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), a veces con el MSP.

Sin embargo, Calzada puso énfasis en señalar que se trata de dos tipos de producciones diferentes. Una, la producción para la marihuana recreativa, está altamente regulada y se realizará en un polígono único donde se producirán todas las variedades con determinadas condiciones, generando un mercado cerrado.

El otro campo, el de la marihuana medicinal, se articula con el sistema que ya existe de  medicamentos y plantas medicinales. “Lo que hacemos con la ley y con esta reglamentación a partir de lRCCA es establecer cómo este instituto va a controlar y dar garantías. No es lo mismo, por ejemplo, producir carqueja o marcela u otra planta para usos medicinales o cosméticos, que producir marihuana que tiene otro poder psicoactivo”, advirtió.

Y agregó. “Esta es una sustancia de uso controlado y por ello tiene los controles que ya están en el marco del MSP y los sucedáneos que el IRCCA  plantea”.

En el capítulo de investigación científica, por ejemplo, el artículo 7° del nuevo decreto establece que el MSP o el organismo competente podrá autorizar a aquellos investigadores que así lo soliciten siempre que acompañen a su solicitud un proyecto de  investigación en el que se indique el origen de las semillas o plantas a utilizar en la plantación y las características varietales de los cultivos a emplear, los contenidos de tetrahidrocannabinol y cannabidiol, la finalidad para la cual será destinado el producto y un protocolo de investigación en cumplimiento a lo establecido en la norma vigente.

En otro orden, y para evitar el posible desvío del uso medicinal para el no médico o para el mercado negro, la nueva norma establece una serie de criterios para la producción que serán controlados por el IRCCA a través de nuevas tecnologías que aseguren la trazabilidad de toda la cadena.

Calzada recordó que para el uso no médico se realizó un concurso competitivo. Se presentaron 22 empresas, se seleccionaron 17; posteriormente se abrió un nuevo llamado en el que se presentaron 15 empresas y 11 presentaron propuestas, las que actualmente están siendo analizadas para seleccionar a aquellas que se le otorgará licencia para plantar.

Para el uso médico, el mecanismo es diferente. Las empresas que se presenten ante MSP, tendrán que presentar los antecedentes que argumenten que el tipo de marihuana que quieren producir sirve para una determinada dolencia. En este caso, el MSP tendrá la potestad de avalarlo o no.

A partir de allí entran en juego otros actores como el MGAP y el IRCCA quien ejercerá el control de la importación de semillas en nombre del Estado ya que no se permitirá una importación abierta y los niveles de control serán más estrictos.

El secretario general de la JND destacó que en el diseño de todo el proyecto de reglamentación participó activamente el MSP y Sanidad Militar del ministerio de Defensa Nacional (MDN), que tiene un laboratorio que produce medicamentos y están muy interesados en la posibilidad de elaborar medicamentos en base a cannabis.

Precisamente, destacó que la nueva norma abre posibilidades de desarrollo a la investigación científica y tecnológica vinculada a la producción del cannabis para diferentes fines de tipo medicinal, ya sea a través de hierbas medicinales o productos farmacéuticos de uso controlado.

“Yo creo que es un campo que le da certezas al país porque se podrán realizar investigaciones y llevar adelante propuestas terapéuticas sobre la base de reglas claras y serán los actores del mundo no estatal (fundaciones, universidades, empresas) las que de aquí en más serán las dinamizadoras del sistema”, concluyó.

Escuchar declaraciones de Julio Calzada (MP3)

Noticias Relacionadas

Gobierno sumará nuevo tipo establecimiento para vender cannabis en el marco de la Ley de Farmacias

El Gobierno definirá otro tipo de establecimiento para el expendio de cannabis en el marco de la Ley de Farmacias, anunció el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, al detallar las gestiones realizadas en Estados Unidos ante las dificultades surgidas con el sistema financiero en la implementación legal de esta actividad en Uruguay. Las farmacias podrán continuar con el comercio de esa sustancia, aseguró.

 
Alba Negrín - Manejo responsable del cannabis a nivel doméstico

En relación al cannabis y en el marco del Foro “Evidencia y riesgos sobre la utilización del cannabis”, la Prof. Agda. del Depto. de Toxicología de Facultad de Medicina, Dra. Alba Negrín, señaló que a mayor disponibilidad de cualquier sustancia o producto químico, mayor propensión a un suceso de intoxicación.

 
“Se debe conocer la opinión científica académica sobre consumo de cannabis para hablar con sustento”

“Es importante que la academia colabore y fundamente los riesgos del consumo y las propiedades que eventualmente estos productos puedan tener sobre el tratamiento de algunas afecciones que los médicos vemos periódicamente”, dijo el presidente Tabaré Vázquez en el foro “Evidencia y riesgos sobre la utilización del cannabis”. Sobre este asunto se habla mucho con más voluntarismo que base científica, advirtió.