ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Noticias

AddThis Social Bookmark Button
PDFImprimirE-mail
19/08/15 Hacia UNGASS 2016

Romani – Habilitar un enfoque de Derechos Humanos y defender el derecho y la obligación al uso científico y médico de las sustancias controladas

El Secretario General de la Junta Nacional de Drogas, Milton Romani, explicitó la importancia de contar con un bloque latinoamericano rumbo a UNGASS 2016, señalando que se trata de un grupo de Estados y de Organizaciones de la Sociedad Civil que hacen importantes esfuerzos para que esta Asamblea Extraordinaria sea un debate abierto, inclusivo y sin tabúes.

Romani desarrolló su exposición en el Seminario Internacional “Nuevos enfoques en Políticas de Drogas en el Siglo XXI – Los desafíos de América Latina hacia Sesión Especial de la Asamblea de Naciones Unidas sobre el Problema Mundial de las drogas – UNGASS 2016 y después”.

Afirmó que permitirse este tipo de discusiones ante un sistema internacional de fiscalización de drogas con una rigidez muy grande y con un formato de pensamiento único, resulta un desafío fundamental. En este sentido, señaló que “lo primero que tenemos que decir, es que gracias a este bloque latinoamericano, el pensamiento único y dogmático en relación a las drogas está definitivamente quebrado”.

En esa dirección, dijo que “resulte lo que resulte de la Asamblea de la UNGASS 2016, ya existe un pensamiento alternativo con diferentes variedades. Lo que estamos impulsando es que este bloque reafirme que es posible la unidad en la diversidad, es decir, que es posible que haya una responsabilidad común y compartida con un criterio de pluralidad y equidad en cómo se asumen las responsabilidades” y agregó que “en el modelo de ‘guerra a las drogas’ esas responsabilidades están muy mal repartidas”.

El Secretario General de la JND destacó que “este bloque latinoamericano no surgió de la nada. En primer lugar, surgió de las duras experiencias en países como Colombia, México o Guatemala, que hoy han sido los primeros en decir ‘nosotros ya probamos la guerra a las drogas, hemos aplicado todas las recetas, hicimos todos los deberes y sentimos que estamos en una bicicleta fija, siempre en el mismo lugar’ y vaya si Colombia, al igual que México, tienen credenciales para rever este tema”, dijo.

Señaló que la 3ª Cumbre de Jefes de Estado de la UNASUR, en Bariloche, Argentina, tomó el tema de la guerra a las drogas y de las bases militares en el continente suramericano a propósito de la lucha contra las drogas y fue terminante en decir que “América es una zona de paz, que no quiere presencia de bases y equipos militares extrarregionales”.

Romani indicó que este es el primer antecedente y afirmó que en relación al enfoque prohibicionista también hay que poseer una visión geopolítica “que tiene que ser muy cara para los latinoamericanos y debemos que preservar a América Latina como zona de paz”. Agregó que “tenemos que enfrentar el problema de las violencias sociales siendo el eslabón fuerte del crimen organizado, pero tenemos que tener una política en salud y en derechos para aquellos que están en las estructuras débiles”.

Para Romani “el cono está invertido y tenemos las cárceles repletas de sujetos de derecho a la salud, que son consumidores o poseedores de tenencias mínimas de sustancias”. Citó la reciente visita del Presidente de Estados Unidos, Barak Obama a cárceles de su país, donde afirmó ‘yo podría ser uno de ellos’.

En ese sentido, Romani destacó que “los tiempos están cambiando y el bloque latinoamericano es uno de los vectores del cambio, en uno de los temas más importantes que ha producido grandes daños en América Latina y ha incrementado la violencia y que es esta postura de la guerra contra las drogas, basada en una interpretación rígida del prohibicionismo”.

Explicó que la intención actual es avanzar en grandes consensos hacia UNGASS 2016 y mencionó a Bolivia, Ecuador, Colombia, México, Guatemala, Costa Rica, Argentina y Brasil. Señaló que “hemos mantenido una gran coordinación desde un diálogo muy fructífero, teniendo en cuenta la peculiaridad de cada uno de los Estados”.  Agregó que “en esto soy determinante: vamos a defender el derecho soberano y el enfoque de derecho internacional sobre derechos humanos en el mercado regulado de cannabis de la misma manera que nuestros hermanos bolivianos nos han enseñado el respeto de la valorización de la hoja de coca y de la regulación del mercado de producción de la hoja de coca, y nosotros los apoyamos solidariamente”.

Dijo además que “desde Uruguay esperamos se apoye el derecho del país a defender su política de regulación, pero lo más importante es habilitar un enfoque de derechos humanos y perseguir los mismos fines que persiguen las diferentes Convenciones, que son la salud, el bienestar de la Humanidad y el derecho y la obligación al uso científico y médico de las sustancias controladas”.

Noticias Relacionadas

Aprobación de resolución sobre actitudes no estigmatizantes marca un hito en las políticas de drogas

"Promover actitudes no estigmatizantes para garantizar la disponibilidad, el acceso y la prestación de servicios de salud, atención y servicios sociales para los usuarios de drogas" da título a la resolución aprobada en el marco del 61 Período de Sesiones de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas.

 
Calidad de los servicios públicos es clave frente a la vulnerabilidad asociada a las drogas

En el marco de la 61ª Sesión de la Comisión de Drogas de Naciones Unidas que se desarrolla en Viena, el Secretario General de la Secretaría Nacional de Drogas, Diego Olivera, expuso en el evento paralelo organizado por los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay dedicado a profundizar en la realidad de las poblaciones vulnerables en relación a la temática de las drogas. Olivera explicó los alcances de la política pública de drogas en Uruguay con foco en ese conjunto de la población.

 
Políticas de regulación de drogas - el Estado uruguayo como garante de la salud pública y los Derechos Humanos

El Secretario General de la Junta Nacional de Drogas, Diego Olivera encabeza la delegación que participa de la 61ª Sesión de la Commission on Narcotic Drugs en Viena, Austria. El encuentro internacional se lleva a cabo luego de los avances de UNGASS 2016.  Olivera llevó el mensaje político de Uruguay basado en el apoyo de decisiones que coloquen a las personas y su dignidad humana en el centro de las políticas.