ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Noticias

AddThis Social Bookmark Button
PDFImprimirE-mail
28/04/16 Neuropediatría

Consumir bebidas alcohólicas durante el embarazo puede reducir capacidad intelectual del niño

Entre las consecuencias graves del consumo de bebidas alcohólicas en el embarazo se destaca el “síndrome alcohólico fetal” que deriva en alteraciones físicas y conductuales. “Son niños que nacen con bajo peso y con microcefalia, con menor capacidad intelectual”, aseguró el miembro de la Cátedra de Neuropediatría del Centro Hospitalario Pereira Rossell, Gabriel González. Por ello se promueve “tolerancia cero” para las embarazadas.

El integrante de la Cátedra de Neuropediatría del Centro Hospitalario Pereira Rossell, Gabriel González, ante medios de comunicación, difundió valoraciones sobre la relación existente entre el embarazo y el alcohol y cómo se visualiza el tema puertas adentro del hospital.

Según explicó, si se analiza la frecuencia en función de la declaración de la paciente que concurre al centro de salud, el porcentaje de mujeres embarazadas que consumen alcohol ronda el 30 %. Sin embargo, cuando se realizan estudios en productos biológicos para ver la realidad, la cifra puede alcanzar el 50 % de las mujeres en período de gestación. Si el análisis es más preciso aún, se puede decir que un 13 % de las mujeres embarazadas consumen alcohol en cantidades elevadas.

González, que fue uno de los disertantes en la conferencia organizada por el Ministerio de Salud Pública (MSP) denominada “El alcohol durante el embarazo y las hepatopatías”, explicó que no existe un consumo seguro en estos casos, un mínimo de seguridad que aísle al feto, por lo cual en las mujeres embarazadas la tolerancia es cero. “No hay un mínimo de cantidad de alcohol que pueda consumir una embarazada sin riesgo futuro para su bebé”, remarcó.

El especialista indicó que el alcohol es la droga lícita más consumida y que no hay diferencias significativas entre sector público y privado. Tampoco existen diferencias relevantes entre las distintas edades de las mujeres que consumen en esta etapa, pero el inicio del consumo se da en etapas cada vez más tempranas.

En lo que refiere a las consecuencias directas sobre el feto en caso de consumo de alcohol durante el embarazo, González dijo que pueden ser graves, lo que se conoce como “síndrome alcohólico fetal”. Esto implica alteraciones físicas y conductuales. Son niños que nacen con bajo peso, con una cabeza más pequeña (microcefalia).” Todos esos niños tendrán una menor capacidad intelectual”.

“El efecto del alcohol en el embarazo es la principal causa de lo que antiguamente se llamaba ‘retardo mental no heredable y 100 % evitable’”, relató el neuropediatra del Pereira Rossell.

Existen consecuencias menos graves, alteraciones que no se ven físicamente pero que impactan en el aprendizaje, la conducta y la futura inserción laboral. “Son alteraciones del neurodesarrollo vinculadas al alcohol, difíciles de detectar porque pueden ser más sutiles”, agregó.

Noticias Relacionadas

Tercera jornada de reflexión sobre consumo problemático de bebidas alcohólicas

La Junta Nacional de Drogas (JND) y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) realizaron la tercera Jornada de Reflexión para el Uso Problemático de Bebidas Alcohólicas. Se trata de una instancia de reflexión sobre el cuidado de uno mismo y sobre la prevención en el consumo de alcohol en adolescentes y jóvenes así como la prevención del consumo problemático de esa sustancia en la población adulta.

 
Preocupa a Gobierno cifras de embarazadas que consumen alcohol y baja percepción del riesgo

“Un tercio de las mujeres que dan a luz en el Hospital Pereira Rossell ingirieron alcohol durante el embarazo”, cuando tiene que ser “cero” pues puede afectar a la madre y al bebé en gestación, advirtió la subsecretaria de Salud, Cristina Lustemberg, quien agregó que 230.000 personas tienen consumo problemático de esta droga y solo 10 % acudió a un centro de salud. La preocupación central es la baja percepción del riesgo.

 
Agenda de actividades para desestimular el consumo abusivo de bebidas alcohólicas

En una nueva instancia de trabajo del grupo multisectorial para combatir los problemas por el consumo abusivo de alcohol se presentaron diversas iniciativas enfocadas a desestimular la ingesta de esta sustancia en diferentes públicos objetivo. De esta forma, se trabajará específicamente con mujeres embarazadas y jóvenes. Este año se realizará una nueva edición de la Jornada de la Educación en Prevención del Uso de Bebidas Alcohólicas.