ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Noticias

AddThis Social Bookmark Button
PDFImprimirE-mail
17/05/16 Experto en drogas

Hoy las sustancias poseen mayor toxicidad

De visita en Uruguay, invitado por el área de Control y Regulación de la Oferta de la Junta Nacional de Drogas, el experto en sustancias ilícitas y consultor de Naciones Unidas, Hernando Bernal llamó a no ser “cocacéntricos”, a tener presente que están ingresando nuevas drogas al mercado y a los ciclos de consumo. Durante tres días, Bernal junto a técnicos de Uruguay abordó las distintas aristas de la problemática de las drogas de diseño a nivel internacional.

En relación a la situación actual de las sustancias ilícitas, el experto explicó que no se debe descuidar las de origen natural “porque de hecho no van a desaparecer” pero lo que sucede es que “se está diversificando el mercado y la oferta, lo que debe llevarnos a diversificar los niveles de importancia y no centrarnos en una sola droga”.

El experto subrayó que “no hay droga buena”, que todas poseen su connotación problemática y, que en algún momento mediato o inmediato, afectarán al consumidor y a la sociedad en su conjunto.

Asimismo destacó que “evidentemente hay drogas con mayores niveles de peligrosidad, pero eso no quiere decir que descuidemos ninguna”.

Explicó que el cambio en las normas, en la mayoría de los países, implica procesos lentos y complejos e intereses encontrados, mientras que el intercambio de información para el diseño de nuevas drogas cumple con todos los requisitos de la globalización.

Y enfatizó que “mientras en Holanda hoy se produce una nueva molécula, mañana ya se está produciendo en Buenos Aires porque la información fluye muy rápido, en cambio a nivel político es absolutamente lento decidir cualquier modificación” y agregó “tenemos que ser más expeditos políticamente”.

En los laboratorios, cuando se hacen los análisis de caracterización química, se ha visto que las drogas de hoy tienen connotaciones de toxicidad mucho mayores a las que se comercializaban antes y que se están mezclando compuestos que poseen potenciales psicotrópicos y toxicológicos altos. Debido a esto, desde la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito existe gran preocupación por la realización de estudios de forma permanente que posibiliten el fortalecimiento de las instituciones frente a la problemática.

El experto añadió que debido a “la novedad de todas estas moléculas existe una dificultad considerable para llevar a cabo estudios de cohorte que permitan determinar los efectos que pueden generar a mediano y largo plazo”. Agregó que seguramente sean los mismos usuarios los que indiquen con el tiempo, cuáles son los daños que genera el consumo crónico de estas sustancias.

“Cocacéntricos”

Bernal explicó que en los centros de salud, los profesionales no están preparados para recibir a pacientes con sobredosis de este tipo de sustancias “porque hemos sido cocacéntricos toda la vida, hemos dirigido todos nuestros esfuerzos básicamente a la cocaína y marihuana y hemos descuidado todo lo demás”.

Dijo que no sólo el cuerpo médico en general desconoce cómo abordar la problemática, también los administradores de justicia, los equipos de interdicción, los administrativos y los aduaneros.

Añadió que “el desconocimiento es absoluto” y “eso determina que desde el nivel central los gobiernos tienen que diseñar estrategias para llevar conocimiento a estos administradores gubernamentales” y efectivizar los controles.

Señaló que la debilidad en todos los estamentos de control potencia la producción, tráfico y comercialización ilegal y “luego que se enquistan esos procesos en la sociedad difícilmente se radican porque la capacidad de corrupción que poseen es absoluta”. Precisamente por eso, Bernal sostiene que los gobiernos deben propiciar la formación y capacitación por parte de expertos.

Prevención y no promoción

El consultor de Naciones Unidas sugirió a los comunicadores que trabajen junto a los expertos en reducción de la demanda para no generar información que dé lugar a equívocos.

La idea es que cuando se aborde la temática relacionada con las drogas se haga prevención y no promoción. Explicó que, en ocasiones, y “por el afán de ir detrás de la noticia, lo que se ocasiona es un terrible daño en la sociedad”.

Bernal subrayó que “se ha demostrado que cuando las noticias de drogas están mal diseñadas, el consumo se incrementa”.

Infraestructura, especialización e investigación

Dijo que se trata de un problema multifactorial y multivariado por lo que las soluciones también requieren de una multiplicidad de factoriales.

No hay una fórmula mágica pero lo importante es que “cada día debemos capacitarnos más, generar más estrategias y conseguir más infraestructura, especializar más a los profesionales y adquirir tecnología de punta porque sin eso no se puede trabajar”.

Y agregó que la clave también está “en la investigación para que las estrategias estén fundamentadas en bases reales y fácticas”.

Noticias Relacionadas

Generar conciencia sobre los riesgos y daños de las drogas sintéticas

Sobre el cierre del Seminario “Drogas de síntesis: nuevos desafíos para la investigación y estrategias de intervención”, el Secretario General de la JND, Diego Olivera, señaló que se trata de insumos fundamentales que nos permiten desplazarnos de prejuicios y miradas excesivamente moralizantes que pueden hacer perder la perspectiva de derechos humanos. Olivera relacionó el incremento  en el consumo de drogas de síntesis con la cultura del este siglo XXI en donde “la síntesis, la mezcla, la exploración está presente en lo cotidiano”.

 
Desarrollo de políticas públicas a partir de evidencia científica

Con el objetivo de presentar nuevos conocimientos y evidencia científica acerca de las drogas sintéticas se desarrolló, en el Salón de Actos de la Torre Ejecutiva, el seminario denominado “Drogas de síntesis: nuevos desafíos para la investigación y estrategias de intervención”.  La actividad, que consistió en la presentación de tres abordajes diferentes sobre la temática, se propone arrojar luz sobre este tipo de consumo, que crece y se multiplica en el Uruguay y el mundo.