ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Noticias

AddThis Social Bookmark Button
PDFImprimirE-mail
17/05/16 Drogas sintéticas

Investigación y capacitación como herramientas fundamentales para afrontar esta problemática

Entre los días 9 y 11 de mayo se desarrolló el Seminario “Drogas de Síntesis: nuevo desafío y retos institucionales frente a las Nuevas Sustancias Psicoactivas” con el fin de arrojar luz sobre esta nueva modalidad de producción y tráfico ilícito. El encuentro estuvo organizado por el área de Regulación y Control de la Oferta de la JND y contó con la presencia del experto en drogas para Naciones Unidas, Hernando Bernal, quien compartió los últimos datos sobre sustancias no legales, con especial hincapié en las de diseño.

El seminario tuvo como objetivo la generación de un espacio de intercambio de visiones desde el punto de vista institucional y profesional en relación a las situaciones identificadas en nuestro país y cotejarlas con la experiencia transmitida por el técnico de Naciones Unidas invitado quien, desde hace varios años, está dedicado al estudio del tema en la región.

El acto de apertura estuvo a cargo de la Subsecretaria del Ministerio de Salud Pública, Cristina Lustemberg y el Secretario General de la JND, Milton Romani.

En la inauguración, Romani, celebró la presencia del ingeniero químico Hernando Bernal y recordó que con su país, Uruguay mantiene “un marco de amistad y cooperación en el enfoque internacional para el problema mundial de las drogas”.

Añadió que ese enfoque los ha encontrado juntos en muchas oportunidades y subrayo la importancia del grupo latinoamericano de avanzada integrado por Colombia, México, Ecuador, Guatemala y Costa Rica, en la última Asamblea General de Naciones Unidas sobre cómo enfrentar políticamente y socialmente el desafío que constituye la producción y el tráfico de sustancias psicoactivas.

En relación a las drogas sintéticas, señaló que se ven nuevas sustancias “producidas sintéticamente y puestas a disposición en una nueva segmentación del mercado”. Ante esta realidad, agregó que más allá de desentrañarlas desde el punto de vista químico y sus efectos, se debe colocar a los hombres y mujeres, viviendo en sociedad, en el centro de la problemática.

El Secretario de la JND añadió que “se debe ubicar a la persona en el centro de la preocupación y también de la solución”.  Y enfatizó en que las drogas sintéticas demuestran la infinita capacidad de los seres humanos en producir nuevas sustancias.

Recordó que en un tiempo se pensó que la hoja de coca, de adormidera y el opio eran los focos nocivos y se apeló a la erradicación de los cultivos mientras que en simultáneo, se desarrollaban estas sustancias en laboratorios autónomos que funcionan con capacidad propia y generan nuevas mercancías psicoactivas generadoras de placer.

Romani explicó que las drogas de diseño, representan un desafío en materia de salud y de políticas públicas que obliga al análisis e investigación científica pero, sobre todo, a la implementación de políticas de cercanía.

Dijo que “nosotros tenemos que estar previniendo oportuna y adecuadamente allí dónde se consume y generando situaciones que reduzcan daños y brinden, herramientas para gestionar los riesgos asociados al consumo de todas las sustancias”.

Romani subrayó que “hay que recomendar que no se consuma ninguna sustancia, pero si se consume, tenemos que estar para reforzar los mecanismos de protección de hombres y mujeres que decidieron consumir a pesar de que intentamos persuadirlos de que no lo hagan”.

Por su parte, la doctora Cristina Lustemberg, dijo que el concepto de drogas sintéticas responde más a una concepción socio-política que farmacológica. Explicó que, según informes de Naciones Unidas, en el período 2008–2015 se ha incrementado sensiblemente el uso de estas sustancias.

Recordó la existencia del Sistema de Alerta Temprana (SAT) que realiza una vigilancia efectiva y permite el oportuno y completo intercambio de información ante la aparición de nuevas drogas de síntesis.

Asimismo, explicó que “que no existen tratamientos tipo, según cada droga, que el patrón más habitual es el policonsumo y que para delimitar cuál es el indicado no sólo es importante la sustancia consumida, sino la historia de consumo, la situación psicológica, sanitaria, familiar y social; las condiciones formativas y laborales y un largo etcétera”.

La subsecretaria del Ministerio de Salud Pública agregó que “existen elementos comunes a todas las adicciones y algunos muy específicos para las drogas de síntesis, por lo que todos los prestadores de salud, y en particular las emergencias, deben estar preparados para actuar adecuadamente y con atención inmediata”.

Expositores y participantes

Entre los 60 participantes se destacaron trabajadores de la salud, peritos forenses, técnicos de aduanas y funcionarios de varias áreas de interdicción y represión del tráfico ilícito de drogas.

Los técnicos presentes representaron a organismos como: Junta Nacional de Drogas, Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA), Observatorio Uruguayo de Drogas (OUD), Sistema de Alerta Temprana (SAT), División de Sustancias Controladas del MSP (DISCO), Comisión de Drogas del MSP, Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas (DGRTID), Dirección Nacional de Policía Científica, Dirección Nacional de Aduanas (DNA), Suprema Corte de Justicia (SCJ), Laboratorio del Instituto Técnico Forense, División Investigaciones y Narcotráfico de la Prefectura Nacional Naval (DIVIN/PNN), Polo Tecnológico de Pando de UDELAR, Departamento de Toxicología de Facultad de Medicina e Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable (IIBCE).

El evento permitió conocer y compartir las experiencias que las instituciones han adquirido en la materia pudiendo acceder a información que da cuenta de las capacidades instaladas, identificando las fortalezas y necesidades, las metodologías utilizadas y los resultados obtenidos en análisis de laboratorio, técnicas diagnósticas y terapéuticas de los diferentes operadores de salud y técnicas operativas de los organismos de reducción de la oferta.

Cooperación interinstitucional como factor clave

Como resultado, las instituciones participantes coincidieron en la necesidad de  trabajar en el marco de las competencias asignadas promoviendo la cooperación interinstitucional y potenciar al SAT como herramienta de trabajo conjunto.

Coincidiendo con los objetivos estratégicos de la JND se realizó una serie de aportes y recomendaciones tendientes a generar acciones para el fortalecimiento del Estado en su rol de controlador, fiscal y operador sanitario para dar respuesta a la situación con énfasis en los mecanismos de prevención y buenas prácticas de comunicación.



Noticias Relacionadas

Gobierno sumará nuevo tipo establecimiento para vender cannabis en el marco de la Ley de Farmacias

El Gobierno definirá otro tipo de establecimiento para el expendio de cannabis en el marco de la Ley de Farmacias, anunció el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, al detallar las gestiones realizadas en Estados Unidos ante las dificultades surgidas con el sistema financiero en la implementación legal de esta actividad en Uruguay. Las farmacias podrán continuar con el comercio de esa sustancia, aseguró.

 
Alba Negrín - Manejo responsable del cannabis a nivel doméstico

En relación al cannabis y en el marco del Foro “Evidencia y riesgos sobre la utilización del cannabis”, la Prof. Agda. del Depto. de Toxicología de Facultad de Medicina, Dra. Alba Negrín, señaló que a mayor disponibilidad de cualquier sustancia o producto químico, mayor propensión a un suceso de intoxicación.

 
“Se debe conocer la opinión científica académica sobre consumo de cannabis para hablar con sustento”

“Es importante que la academia colabore y fundamente los riesgos del consumo y las propiedades que eventualmente estos productos puedan tener sobre el tratamiento de algunas afecciones que los médicos vemos periódicamente”, dijo el presidente Tabaré Vázquez en el foro “Evidencia y riesgos sobre la utilización del cannabis”. Sobre este asunto se habla mucho con más voluntarismo que base científica, advirtió.