ante el problema de las drogas
un compromiso con la salud, la convivencia y el desarrollo

Noticias

AddThis Social Bookmark Button
PDFImprimirE-mail
02/01/13

Acuerdo para modelo asistencial piloto

La Intendencia de Montevideo firmará un convenio para desarrollar un modelo piloto de atención a hombres con patología psiquiátrica y de consumo de drogas que estén en situación de calle.  Desde principios de año distintos organismos del Estado, como la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, a través de la Junta Nacional de Drogas, el Mides, a través del Instituto Nacional de Alimentación, ASSE, el Ministerio de Educación y Cultura y la IM, se han venido reuniendo con Coopel para implementar una propuesta piloto para la atención específica de esta población, ajustándola en un contexto de interinstitucionalidad y abordaje multidisciplinario.

La IM firmará un convenio con el Mides y la OPP para desarrollar un modelo piloto de atención a hombres con patología psiquiátrica y de consumo de drogas que estén en situación de calle.

El objetivo del acuerdo es poner en marcha en la capital un modelo piloto de atención a hombres con patología psiquiátrica y de consumo problemático de sustancias, que se encuentren en situación de calle, con la participación interinstitucional de las partes.

La IM ya tiene una vasta experiencia en el trabajo con personas en situación de calle y en intervenciones directas con esta población.

A partir de 2009, se desarrolló un modelo de intervención denominado "pensión social" que utiliza una estrategia de abordaje y apoyo a esta población, en la que participan los propios involucrados con mecanismos de autogestión y acompañamiento durante el plazo máximo de un año y la búsqueda de rutas alternativas de salida.

Esa tarea se ha desarrollado en cogestión con la Cooperativa de Producción Educativo Laboral (Coopel), que ha gestionado la pensión, logrando 40% de egresos positivos (personas que logran reinsertarse socialmente, volver con su familia, contar con trabajo formal, ascender en su nivel de ingresos, etc).

Entre las personas atendidas en estos años de trabajo se ha captado un alto porcentaje con patologías de tipo "dual", lo que supone la existencia simultánea de un trastorno adictivo y un trastorno mental, cuyo abordaje requiere mayor especialización de los equipos técnicos.

La intervención integral de la patología dual exige un modelo de atención biopsicosocial, con participación de equipos multidisciplinarios trabajando interdisciplinariamente con experiencias específicas y una fuerte coordinación intersectorial e interinstitucional, así como enfoques de atención que aseguren la continuidad.

Los personas con patologías duales suelen ser pacientes conflictivos y tienden hábilmente a hacerse dueños de las situaciones a su conveniencia, por lo que generan una gran frustración a sus familias, quedando generalmente sin la red primaria familiar y social de sostén, lo que deriva en muchas ocasiones en una situación de vulnerabilidad extrema.

La falta de formación especializada, la carencia de recursos asistenciales específicos y la opinión generalizada de que son pacientes "no tratables", provoca que sean rechazados tanto en centros de tratamiento de toxicomanías, como en centros de asistencia psiquiátrica, por lo que terminan siendo excluidos de los programas de tratamiento posibles, derivando finalmente en su pasaje a la situación de calle o a su permanencia en los refugios.

En este marco, desde principios de año distintos organismos del Estado, como la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, a través de la Junta Nacional de Drogas, el Mides, a través del Instituto Nacional de Alimentación, ASSE, el Ministerio de Educación y Cultura y la IM, se han venido reuniendo con Coopel para implementar una propuesta piloto para la atención específica de esta población, ajustándola en un contexto de interinstitucionalidad y abordaje multidisciplinario.

En el marco de este acuerdo, la IM se obliga a llevar adelante el gerenciamiento del proyecto en base a la recepción de los fondos de la OPP y del Mides, a los efectos de ser utilizados exclusivamente en el proyecto Casa Asistida.

Se firmará un acuerdo complementario con Coopel para que desarrolle la gestión operativa de la Casa Asistida.

La Oficina de Planeamiento y Presupuesto transferirá a la IM un total de recursos de $ 3.960.000 provenientes del programa de Apoyo Sectorial a la Cohesión Social y Territorial - Uruguay Integra, para la gestión de la Casa Asistida, lo que incluye el pago de recursos humanos y de funcionamiento.

El Mides, en tanto, transferirá a la IM el monto destinado al pago del alquiler del inmueble en el que se instalará el proyecto y cubrirá la alimentación necesaria para las personas beneficiarias de esta iniciativa, a través de su convenio de prestaciones con el Instituto Nacional de Alimentación.


Fuente: Intendencia de Montevideo (montevideo.gub.uy)

Noticias Relacionadas

Nueva policlínica de salud mental en La Teja

En la calle Carlos Tellier entre Mármol e Inclusa, en pleno corazón del barrio La Teja, comenzó a funcionar a partir de un convenio entre el área de Salud Mental de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y la organización de la sociedad civil La Teja Barrial, la Policlínica de Salud Mental INVE 18, correspondiente a la zona Oeste de Montevideo.

 
Nuevo curso de formación en el área de tratamiento

Los días 4 y 5 de setiembre se desarrollará en la Torre Ejecutiva, el curso Currículum Universal de Tratamiento dirigido a profesionales y técnicos de instituciones públicas, privadas y de organizaciones de la sociedad civil que se desempeñan en políticas de drogas con foco en la esfera del tratamiento.

 
Dispositivo Chanaes presentó estudio sobre sistematización y evaluación de sus procesos terapéuticos

En el Centro Cultural de San José, técnicos del dispositivo presentaron el trabajo denominado “Sistematización y evaluación de procesos terapéuticos del Centro de Tratamiento de Patología Dual Chanaes”. El estudio tiene como objeto evaluar la gestión  de este centro ubicado en el kilómetro 46.200 de la Ruta 11, departamento de  San José, para medir su eficacia y eficiencia, y ratificar o rectificar las acciones y procesos.