Noticias

AddThis Social Bookmark Button
Imprimir
01/07/16 Menor consumo en jóvenes

Política antitabaco de los últimos 11 años comienza a impactar en baja de enfermedades no transmisibles

“Hoy se disfruta el resultado de las políticas aplicadas en los últimos 11 años, ya que 443.000 personas mayores de 15 años dejaron de fumar entre 2006 y 2014 en Uruguay, pasando de 22,8 % de jóvenes fumadores a 8,4 %, lo cual impactará en los niveles de enfermedades no transmisibles vinculadas al consumo de tabaco”, dijo el Ministro de Salud Pública, Jorge Basso, al repasar las políticas contra el cigarrillo y el consumo abusivo de alcohol.

Basso, mediante un mensaje de radio y televisión, hizo referencia a temas que consideró de gran interés para la sociedad, como las enfermedades crónicas no transmisibles, vinculadas al estilo de vida, hábitos saludables de alimentación, sedentarismo y consumo de tabaco, alcohol y otras drogas.

“El 70 % de la carga de morbi-mortalidad del Uruguay depende de nuestro estilo de vida. Estamos trabajando con políticas sanitarias e interinstitucionales transversales a toda la realidad nacional, en particular con el sector educativo como aliado estratégico en este esfuerzo”, expresó en el marco del mensaje emitido el jueves 30 por el Ministerio de Salud Pública.

En lo que respecta a la política antitabaco, una de las prioridades del Gobierno de Tabaré Vázquez, consignó que hoy se disfruta lo aplicado en los últimos 11 años, ya que 443.000 personas mayores de 15 años dejaron de fumar entre 2006 y 2014. Los indicadores pasaron de 22,8 % de los jóvenes fumadores a 8,4 %.

Las autoridades estiman que este cambio en los hábitos de los más jóvenes impactará favorablemente en los niveles de las enfermedades no transmisibles vinculadas al consumo de tabaco, como el cáncer de pulmón.

Respecto del alcohol, recordó que es la droga con menor percepción de riesgo, ya que uno de cada cuatro consumidores frecuentes considera que es nulo o casi nulo. También mencionó la especial incidencia entre las personas más jóvenes, dado que puede generar dificultades temporales en el aprendizaje, problemas de memoria y para planificar tareas.

En Uruguay tres de cada 10 adolescentes consumió alcohol antes de iniciar el ciclo secundario.

La intoxicación aguda de fin de semana es la forma más frecuente de consumo problemático del alcohol entre adolescentes y jóvenes. En este contexto, el ministerio instrumentó el programa “Free Pass” (pase libre) para disminuir el consumo previo a las salidas a fiestas o centros bailables. Esta iniciativa implica facilitar entradas gratuitas a los jóvenes que lleguen a las puertas de boliches sin haber ingerido bebidas de ese tipo.

La campaña se complementó con acciones tendientes a llevar a cero el consumo de esta droga en mujeres embarazadas.

Otro de los hábitos que Basso enumeró entre los que la población debe modificar es el alimenticio. Cuatro de cada 10 adultos uruguayos padecen sobrepeso y tres obesidad.

Según datos aportados por el Ministerio de Salud Pública en el mensaje emitido este jueves, el sobrepeso y la obesidad afectan cada vez más a jóvenes, adolescentes y niños.

El ministerio trabaja en la promoción de hábitos saludables como comer despacio, privilegiar los alimentos naturales y evitar los ultraprocesados, disminuir el consumo de sal, preferir el agua por sobre las bebidas azucaradas, incorporar frutas y verduras y acumular 150 minutos semanales de actividad física.

Esa estrategia se fomenta mediante coordinación de la secretaría de Estado con escuelas, colegios, liceos, escuelas técnicas, empresas, municipios e intendencias.

Otros de los temas que el ministro citó se vincula con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida, y el suicidio.

Explicó que durante este período se procura reducir la tasa de mortalidad y la incidencia del VIH, aumentar la tasa de personas con el mal diagnosticado y la cobertura de tratamiento antirretroviral en personas portadoras.

En lo que respecta a suicidios, una de las metas fijadas es trabajar respecto a un plan de prevención.

Según autoridades del ministerio, la estigmatización en torno a los trastornos mentales y el suicidio determina que muchas personas afectadas no pidan ayuda, por lo que insistieron en que es fundamental no juzgar ante estas situaciones.

Escuchar palabras del Ministro de Salud Pública