Noticias

AddThis Social Bookmark Button
Imprimir
13/09/16 En la B’nai B’rith

Secretario General de la JND participó en panel sobre drogas

Representantes de la Filial Shalom de la B’nai B’rith realizaron un panel sobre la temática de las drogas, que contó con la participación del Secretario General de la JND, Diego Olivera; el director del centro de referencia nacional de la Red Drogas "Portal Amarillo", Juan Triaca; el coordinador del Área Odontología del Centro de Atención y Tratamiento "El Paso", Danilo Benvenuto y Leonardo Lorenzo, un joven egresado de este residencial ubicado en Las Brujas, Canelones.

En la actividad se compartió la experiencia de rehabilitación de Leonardo, oriundo de la ciudad de San Carlos en Maldonado. Hoy, es educador y socioterapeuta de adicciones en El Paso y estudia Educación Popular. Mantiene un excelente vínculo con los actuales residentes del dispositivo y es referente por el recorrido que ha realizado.

En su exposición, el Secretario General de la JND explicó los puntos fundamentales y ejes de acción de la Estrategia Nacional de Drogas.

Explicitó la política de drogas que Uruguay lleva adelante con foco en los derechos humanos e indicó los alcances y perjuicios que el paradigma de guerra a las drogas significó, por décadas, a nivel regional y mundial. Dijo que ese paradigma recoge, cada vez más, un fuerte consenso de fracaso por parte de los organismos internacionales, de los Estados y de las organizaciones de derechos humanos. Añadió que más allá de que el objetivo pudiera ser valedero, los métodos utilizados resultaron factores de acrecentamiento de la problemática. En ese sentido, explicó que el modelo “no ha disminuido la circulación y el acceso a drogas que generan un perjuicio sobre la salud sino que ha incrementado el encarcelamiento, la criminalización y la violencia en torno a esta problemática”, dijo.

En contraposición a eso, Olivera expresó que se ha vuelto a colocar en el centro de la política al ser humano y su desarrollo como principio rector de las políticas de drogas. Destacó que la Estrategia Nacional en Drogas de Uruguay, en tanto política de gobierno, ubica principios centrales como derechos humanos garantizados, equidad humana y de género, debate democrático con representación de todas las voces, integralidad, evidencia científica y las buenas prácticas.

También definió las dimensiones de la Estrategia en un fortalecimiento institucional con fuerte apuesta a la descentralización y territorialización. Explicó la importancia de gestión de los órganos descentralizados de la JND, como son las Juntas Departamentales y Locales de Drogas, en todo el territorio nacional.

Intervenciones breves y oportunas

Olivera señaló la importancia de la comunicación en lo que hace a la potenciación de una visión integral, coherente y equilibrada de la política de drogas. Destacó la importancia de ámbitos y programas de formación, capacitación y reflexión sobre la temática y de la labor del Observatorio Uruguayo de Drogas como productor de información que posibilita dimensionar la problemática de las drogas.

Resaltó la importancia de que “la política de drogas no la tenemos que hacer solamente los especialistas en drogas, sino que tenemos que brindar una capacitación básica en intervenciones oportunas y breves a docentes y personal del área social e instituciones deportivas”.

Valoró la experiencia de formación bajo la modalidad “a distancia” que es altamente útil y efectiva para la Junta y posibilita llegar con la capacitación a todos agentes comunitarios, personal de la salud y docentes de educación física que trabajan, día a día, en los dispositivos de atención y tratamiento en todo el territorio.

Olivera explicó que el componente de prevención juega un rol preponderante en la política y se enfoca “desde una estrategia de desarrollo de habilidades y capacidades psicosociales”. En este sentido, afirmó que “no sólo se hace prevención señalando lo dañinas que pueden ser las drogas, sino generando ámbitos de convivencia y vínculos saludables”.

Cannabis

Olivera, explicó que, desde el enfoque de salud integral, se trabaja “sobre la sensibilización de los usos problemáticos del cannabis” a partir de la normativa de regulación por la que transita Uruguay.

Teniendo en cuenta que la Ley 19.172 mandata a concientizar sobre los usos problemáticos, fundamentalmente en ámbitos educativos y laborales, explicitó que se trabaja tanto con ANEP como con las cámaras empresariales y el Pit-Cnt el abordaje desde esa perspectiva.

En relación a la política de regulación de la sustancia, destacó que se pasó de un esquema prohibicionista al reconocimiento de que existe un uso social y poder regularlo desde la salud y con enfoque de derechos humanos.