Noticias

AddThis Social Bookmark Button
Imprimir
15/03/17 8 de marzo

Día Internacional de la Mujer – una reflexión en equipo desde la Junta Nacional de Drogas

En este Día Internacional de las Mujeres, la Junta Nacional de Drogas se sumó a la reflexión y movilización, a través de un encuentro colectivo de todas sus áreas y equipos de trabajo. A partir de la convocatoria a una reunión colectiva se promovió un espacio de reflexión y para conocer con mayor profundidad algunos datos sobre las denominadas "brechas de género" en nuestro país.

También se trató de contribuir a la generación de un espacio para analizar dentro del equipo técnico, esas brechas, prácticas y formatos de prevención y  tratamiento del consumo problemático de drogas.

La actividad contó con la participación de la Asesora en Género y Políticas Sociales de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Economista, María Andreína Moreira quien realizó una ponencia participativa sobre las brechas de género en nuestro país, priorizando los siguientes ejes:

. Educación
• Salud
• Mujeres rurales
• Aspectos socio-demográficos
• Representaciones sociales de género
• Participación política
• Violencia basada en género
• Mercado laboral
• Cuidados

Asimismo, la reflexión sirvió de disparador para la generación de espacios de análisis e intercambio sobre la necesidad de abordar la prevención y el tratamiento de los consumos de drogas desde diferentes perspectivas de género.

Es de destacar que existen diversos aspectos y especificidades que resulta necesario contemplar en los marcos de abordajes y metodologías desarrolladas en los distintos dispositivos de atención del consumo problemático de drogas. Algunos de esos casos son:

•    Inicio del consumo de drogas, continuidad, abandono: presentan características específicas y diferentes para hombres y mujeres.
•    Diferencias biológicas, psicológicas, sociales y culturales entre los géneros, exigen la instrumentación de estrategias diferenciales para cada uno de ellos. En el caso de las mujeres, se visualizan mayores porcentajes de comorbilidad de patología mental, depresión, ansiedad, estrés post traumático, entre otros trastornos de salud mental.
•    Los relacionamientos establecidos con las sustancias, presentan características diferentes a raíz de historias de vida con mayores porcentajes de situaciones de maltrato y abuso en comparación con los hombres así como mayores niveles de impacto familiar y social.
•    Asimismo, las mujeres tienen dificultades añadidas para incorporarse al tratamiento y abandonar el consumo de drogas, no sólo por el estigma social que se despliega sobre las mujeres consumidoras de drogas, sino por las barreras de acceso a los centros de tratamiento y dispositivos diseñados desde una mirada androcéntrica que brindan respuestas unívocas a demandas que en realidad son muy diversas. Las mujeres presentan mayor presión del entorno familiar y social para realizar un tratamiento por demanda del entorno próximo al cumplimiento de responsabilidades familiares, así como menores niveles de apoyo y redes sociales que las sostengan.