Noticias

AddThis Social Bookmark Button
Imprimir
17/03/17 Intervención de Uruguay sobre seguimiento de UNGASS 2016 en 60° CND

Políticas de drogas con foco en las personas, no en las sustancias

En el 60°  Período de Sesiones de la CND, en la sede de Naciones Unidas en Viena, Uruguay consideró como un instrumento de primordial relevancia el compromiso rubricado en UNGASS 2016 por parte de todos los Estados miembros, por entender que “favorece el progreso y la evolución del abordaje del problema de las drogas a nivel mundial”. En esa dirección, valora como “de suma importancia el seguimiento de la aplicación de las recomendaciones emergentes”.

En el espacio destinado a la evaluación y seguimiento de lo acordado en la UNGASS 2016, Uruguay como Estado miembro de Naciones Unidas, explicitó su enfoque acerca de las políticas de drogas sustentadas en los pilares de derechos humanos, salud pública, equidad de género, convivencia y calidad de las instituciones democráticas. Enfatizó en que “los trastornos vinculados a los usos problemáticos de drogas son prevenibles, tratables y reversibles”.

En el documento, Uruguay reafirmó la importancia de avanzar hacia “un enfoque integral y equilibrado” que atienda las necesarias transformaciones ante los nuevos retos de una realidad cambiante para alcanzar el bienestar, desarrollo sustentable y la inclusión social de todas las comunidades. Explica que su Estrategia Nacional de Drogas 2016 – 2020, que tiene como meta hacia el año 2019 el logro de un enfoque integral de las políticas de drogas, se sustenta en seis ejes de trabajo: Fortalecimiento institucional; Equidad social; Salud integral; Justicia y convivencia; Mercado: Medidas de control y regulación y Relaciones internacionales y cooperación.

Las personas en el centro de las políticas de drogas

En su declaración, Uruguay “aboga por un enfoque de las políticas de drogas cuyo centro sean las personas y las comunidades” y destaca la importancia de “una debida integración con los instrumentos internacionales de derechos humanos, las libertades fundamentales, el principio de no intervención en los asuntos internos, la soberanía, integridad territorial y respeto mutuo entre los Estados”.

Sociedad civil y comunidad académica como actores clave

El documento coloca especial énfasis en “la importancia de la participación de la sociedad civil, la comunidad científica y las poblaciones afectadas en la formulación, aplicación y evaluación de las políticas de drogas”. En ese sentido, propone profundizar en la responsabilidad común y compartida y el fortalecimiento del Estado de derecho, a partir de un diálogo abierto y permanente entre los gobiernos, la Academia y la sociedad civil para el abordaje de la problemática de las drogas.

Uruguay promueve la responsable aplicación de las políticas, a partir del monitoreo, evaluación e integración de las evidencias surgidas con el fin de mejorar la calidad y los resultados de las políticas mundiales de drogas.

Aplicación de estrategias de reducción de riesgos y daños

El documento uruguayo aboga por un trabajo conjunto que posibilite consensos tales como “la abolición de la pena de muerte por delitos de drogas” porque atenta contra el derecho a la vida y contraviene las normas del derecho internacional. Y llama a la adopción de estrategias de reducción de riesgos y daños en las políticas de drogas ante “la evidencia científica de su contribución a la mejora de la salud de las personas que consumen drogas” y que  han sido recomendadas por organismos de las Naciones Unidas.

Seguimiento  de  UNGASS  2016  sobre  el Problema  Mundial  de  las  Drogas,  incluyendo  las siete áreas temáticas de los compromisos del Documento

Documento final UNGASS 2016