Noticias

AddThis Social Bookmark Button
Imprimir
03/07/17 Modalidad semi-presencial

Formación sobre consumos problemáticos dirigida a docentes y estudiantes avanzados

Con la presencia del Secretario General de la Junta Nacional de Drogas, Diego Olivera; la Consejera de Formación en Educación, María Dibarboure y la Directora del Instituto de Perfeccionamiento y Estudios Superiores (IPES), Alejandra Capocasale dio inicio el Curso: “Los consumos problemáticos: conceptualización y abordaje en la Educación”.

Esta formación tiene como objetivo el abordaje de la problemática a partir de su complejidad y multicausalidad y coloca a las personas en el centro frente a las decisiones de consumo. La propuesta se direcciona a orientar y transmitir conocimientos que aporten a la comprensión e intervención interdisciplinaria en el campo de los usos y consumos problemáticos de drogas.

El curso aportará comprensión sobre la Estrategia Nacional de Drogas y sus fundamentos; los alcances de la Ley 19.172 de regulación y control de cannabis y brindará herramientas que posibiliten el trabajo acerca de la temática en los centros educativos y sus redes. También favorecerá la idoneidad del educador en la gestión de situaciones emergentes asociadas a consumos problemáticos y profundizará en temas relativos a derechos humanos en el sistema educativo y posibles violaciones en situaciones vinculadas a usos de drogas.

Dirigido a docentes de los Consejos Desconcentrados de ANEP y estudiantes de 4to. Año de profesorado, maestros/as, técnicos/as con grupos de práctica a cargo, se desarrollará durante 4 meses bajo la modalidad semi-presencial.

En la apertura del curso, Diego Olivera, señaló que las políticas públicas de drogas requieren de equilibrio e integralidad. Afirmó que la comunidad internacional está en busca de nuevos paradigmas de enfoque en los que el centro no esté dado por el control y la persecución del delito organizado, sino en la necesidad de intervenir desde las áreas de la salud y la educación. Subrayó la importancia no solo de la educación formal sino de los lazos educativos y de protección en la familia y en la comunidad.

Olivera invitó a quienes realicen el curso, no solo a incorporar conceptos, métodos y datos sino que el curso “sea una invitación a revisar conceptos”. Agregó que para intervenir en la temática de las drogas “hay que basarse en conocimiento científicamente relevante y en datos que, desde el punto de vista metodológico, revistan la suficiente seriedad para reorientar las decisiones en política pública”.

Por su parte, la Consejera de Formación en Educación, María Dibarboure, destacó la importancia para la formación continua de los docentes. Enfatizó en la necesidad de que los educadores “estén alertas para ver en qué circunstancias hay señales que permitan la intervención, el diálogo y las posibilidades de apoyo de aquellos que están sensibilizados en la temática”.

Dibarboure dijo que los manuales de psiquiatría hablan del sujeto y su contexto “y esto los educadores ya vemos en las distintas dimensiones” por lo tanto, “como los educadores formamos parte directa de ese contexto, está muy bien la posibilidad de tener espacios de formación que permitan entender mejor la situación y cómo intervenir de la mejor manera”.