Noticias

AddThis Social Bookmark Button
Imprimir
26/10/17 23 al 26 de octubre

Representantes de instituciones estatales se capacitan en la temática de lavado de activos y narcotráfico

Durante cuatro días se desarrolló el Curso  “Lavado de Activos y Narcotráfico – Desafíos Institucionales” organizado por la Junta Nacional de Drogas (JND) y la Dirección Nacional de Aduanas (DNA). Las jornadas estuvieron centradas en explicitar la importancia de la contribución de los organismos estatales competentes en lavado de activos, financiamiento del terrorismo y narcotráfico para prevenir y combatir estos delitos.

En el encuentro se detallaron las competencias de la Secretaría Nacional Contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo (SENACLAFT) y del Sistema Antilavado de Activos, se describieron las obligaciones establecidas por normativa para distintos sectores de actividad, se identificaron posibles situaciones de riesgo específicas de cada sector y su abordaje a partir de mejores prácticas, entre otros tópicos.

Se desarrollaron los siguientes paneles:

En la apertura del curso, el Secretario General de la Junta Nacional de Drogas, resaltó la importancia del trabajo mancomunado entre instituciones del Estado, especialmente para este tipo de tareas en las que el contacto, articulación y acuerdo interinstitucional resultan claves en el logro de los objetivos. Remarcó que la Estrategia Nacional de Drogas 2016-2020 incluye una clara visión de la aplicación justa de la normativa en relación a aspectos de control de oferta y persecución del narcotráfico “pero también todo lo que refiere a la reducción de la demanda, protección de la salud integral y garantía de derechos humanos”.

Por su parte, el Secretario Nacional de la SENACLAFT, Daniel Espinosa, señaló que la temática de antilavado compete al Estado en su totalidad, “incluso los particulares que participan como sujetos obligados”. Explicó que el tema se maneja a través de estándares internacionales que prevén mecanismos en prevención, detección e inteligencia financiera y área de represión penal. Subrayó que para que el sistema opere se requiere del buen funcionamiento de todas las partes: Banco Central del Uruguay, Secretaría Antilavado, Junta Nacional de Drogas, Fiscalía General de la Nación, Dirección Nacional de Aduanas y Poder Judicial. Añadió que la SENACLAFT se encarga de la coordinación de ese trabajo conjunto.

Explicó que en 2019, Uruguay será evaluado por Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (GAFILAT) con el fin de verificar precisamente si cada parte del sistema cumple su rol a cabalidad. A propósito de esta evaluación a la que se someterá Uruguay, Espinosa señaló que “estamos diseñando una estrategia nacional antilavado que contempla medidas a tomar hacia 2020 y en la que han participado por lo menos 15 organismos del Estado”.

El Director Nacional de Aduanas, Enrique Canon, explicó que su repartición tiene entre sus cometidos muchas de las temáticas abordadas por el curso. Expresó que Uruguay requiere desarrollar más aún su experiencia en relación al lavado de activos, narcotráfico y terrorismo y que las coordinaciones entre organismos están en vías de afianzamiento por lo que resulta altamente valiosa esta instancia de formación.